Cómo hacer un mega concierto.

El tour más impresionante en el que he trabajado fue el Progress Tour de Take That , que tenía tres escenarios y un robot de 18’90 metros de altura al que llamamos Om. Técnicamente, fue una producción increíblemente complicada y un gran desafío. Teníamos una catarata de 14 metros, por la que Robbie se tiraba de cabeza y el resto del grupo atravesaba, y 30 bailarines corrían por ella.

(más…)